Pátio do Colégio (ES)

Hito del nacimiento de São Paulo, el alto de esta colina en lo que era entonces la aldea de Piratininga fue estratégicamente elegido para implantación del Colegio Jesuita, buscando la catequesis de los indios, cuya misa de fundación fue el 25 de enero de 1554. En 1759 los jesuitas fueron expulsados del país y el colegio pasó a abrigar la sede del gobierno paulista, siendo posteriormente demolido y substituido por el nuevo Palacio de Gobierno. Durante las fiestas del Cuarto Centenario de la ciudad, en 1954, la Compañía de Jesús retomó el inmueble y reconstruyó el antiguo colegio. Fue donde el Emperador Dom Pedro I se hospedó en el viaje en que proclamó la Independencia de Brasil en 1822. Se destaca en el paisaje la escultura “Gloria Inmortal a los Fundadores de São Paulo”, obra del ítalo-brasileño Amadeo Zani.

Curiosidades:

– En ese local, al lado del sombrío vale do Anhangabaú, donde los chamanes profesaban rituales chamánicos, había tres cementerios indígenas y una itaecerá, de gran importancia en la mitología tupi, que quiere decir “piedra rajada por rayo”.

+ Información
Seguir!

Ubicación: cerca de las estaciones Sé y São Bento del metro.